Cómo crear retratos con el fondo difuminado

Las cámaras réflex destacan por la baja profundidad de campo, lo cual permite tomar imágenes en las que las personas salgan nítidas, pero con el fondo desenfocado. Este efecto es elegante y al mismo tiempo, nos permite deshacernos de esos detalles no deseados del fondo, que a menudo molestan. Cuando editamos las fotos en el ordenador, podemos simular este mismo efecto sobre imágenes tomadas con cámaras mucho más compactas, como las de nuestros teléfonos móviles.

Este artículo está basado en una pareja de fotos tomadas: la primera de ellas, con una cámara réflex full frame (de fotograma completo) con un excelente objetivo f / 1,4; la segunda, con un teléfono móvil LG G4 .Aunque este último dispone de una lente con una apertura máxima de f / 1,8, al tomar en cuenta el denominado Factor de recorte, corresponde a aproximadamente un f / 11 de una cámara réflex, por lo que las imágenes tienen una profundidad de campo mucho mayor.

Aquí están las imágenes originales para que podamos compararlas:

Imagen tomada con la cámara réflex.
Canon 5D Mark IV, Sigma 50/1.4 Art, 1/5000 s, f/1.4, ISO 100, focus 50 mm

Imagen tomada con el móvil.
LG G4, 1/1000 s, f/1.8, ISO 50, focus 4.42 mm

Los sensores de cada uno de los aparatos tienen diferentes relaciones de aspecto (proporción entre el largo y el ancho), por lo que las comparaciones numéricas anteriores son aproximadas, pero al cotejarlas visualmente, la diferencia en la profundidad de campo es evidente a primera vista.

En cuanto a ruido o la nitidez, el móvil no está a la altura de la cámara réflex. Pero es capaz de acercársele usando el siguiente truco: difuminado del fondo por medio de software. Algunos teléfonos tienen una funcionalidad que analiza la imagen y desenfoca el fondo de forma automática. El uso es todavía limitado, e incluso si los resultados no son malos, siguen estando lejos de ser perfectos. Además, si algo no sale bien, no tenemos la opción de rectificar los defectos añadidos por el software. Si lo que queremos es un desenfoque de calidad, sobre el cual tengamos nosotros el control, entonces tendremos que hacerlo en el ordenador.

La operación no es complicada. Nos basta con tener Zoner Photo Studio y disponer de unos cuantos minutos. Después, será suficiente con seguir los pasos a continuación.

banner690x120

Selección de la región que queremos desenfocar

Esta parte es la más importante y la que más tiempo requiere. En parte porque el resto del proceso, por el contrario, es extremadamente fácil y rápido.

En la mayoría de los casos, lo más fácil no es seleccionar el fondo, sino al/a la modelo, y después invertir la selección, para así tener el fondo. Aquí también recurriremos a este procedimiento.

Todo se hará en el módulo Editor, en donde primero abriremos la sección de Herramientas para la selección. Aquí hay varias opciones para seleccionar una parte de la foto. Una de los más versátiles y más útiles es el Lazo magnético (A).

Lazo Magnético del panel de herramientas para tareas de selección.

Se trata de una herramienta, mediante la cual, podemos dibujar progresivamente el contorno de nuestra selección. El hecho de que se denomine magnético, significa que intenta automáticamente ajustase al borde del objeto, por lo que no tenemos por qué ser demasiado precisos, el ordenador se encargará de los detalles por nosotros. Por lo tanto, en teoría nos bastaría con hacer clic con el ratón en el punto de partida y después, ir siguiendo el contorno del objeto deseado sin mantener pulsado el botón del ratón. Sin embargo, el resultado no es absolutamente perfecto, el ordenador no reconoce los contornos tan bien como las personas, así que, a veces selecciona parte del fondo. Lo más complicado para él, son los casos en los que el fondo tiene un color parecido al de la modelo o a su ropa.

Por lo tanto, al seleccionar, de vez en cuando hay que hacer clic en algún punto sobre el que estemos pasando, para así fijar la selección, y así indicar al ordenador que ese es el contorno que queremos. Si ya percibimos que el algoritmo ha seleccionado un borde que no es, es fácil de arreglar: retrocederemos un poco con el ratón, para que se borre la última parte de la selección y podremos continuar, pero sin olvidarnos de ir haciendo clic regularmente, para refinar la selección.

Ejemplo de selección con la ayuda del Lazo Magnético

Si al terminar de seleccionar aún vemos que el contorno tiene imprecisiones, hay herramientas para corregirlas:

Dado que el lazo magnético tuvo serios problemas en estas regiones, sugiero entonces recurrir al Lazo “normal” pulsando la tecla (L). Cuando se mantiene pulsada la tecla Shift, en el puntero aparece un signo “más” verde y podemos seleccionar áreas adicionales para añadir a la selección actual. A la inversa, cuando pulsamos la tecla Ctrl, aparecerá un “menos” de color rojo, lo que significa eliminar partes de la selección.

La adición y eliminación de la selección funciona al usar el Lazo normal y el Lazo Magnético (en la imagen).

Otra opción para editar la selección, es del Pincel de Selección (Shift + Q), con el cual, podremos dibujar no los bordes, sino la propia área seleccionada. Aquí, el modo establecido es el de añadir a la selección, el modo eliminar, lo configuraremos pulsando la tecla Ctrl o haciendo clic en el icono del panel derecho.

Pincel de selección con iconos para elegir entre añadir y eliminar áreas.

Podemos visualizar mejor el área seleccionada, usando el icono de Visualizar selección, que se pueden encontrar encima del histograma.

La selección una vez terminada, marcada con trazo discontinuo.

Puesto que todo el tiempo hemos estado perfeccionando la selección de la modelo, pero lo que queremos desenfocar es el fondo, ahora tendremos que invertir la selección. Este paso es sencillo. En el menú de la herramienta de Selección, basta con seleccionar el botón Invertir selección (Ctrl + Shift + I).

Guardar una copia de la selección

Ya que hemos invertido mucho tiempo con la selección y sería una pena perderla mientras editamos la foto es aconsejable guardarla para que podamos en el futuro cargarla de nuevo.

En Menú, iremos a Selección y veremos las opciones predefinidas: Guardar selección y Cargar selección, respectivamente. Esta pareja de funciones nos permite guardar la selección en formato PNG. Sin embargo, el archivo se convierte en independiente de la fotografía original, por lo que debemos tener cuidado de almacenarlo en el mismo lugar que esta, sobre todo si vamos a moverla o a efectuar otras operaciones de edición del archivo original.

Creación de máscaras de capa de la selección

Afortunadamente, gracias a la adición de capas de la versión X de Zoner Photo Studio, hay una forma más práctica de guardar una copia de la selección. Basta con ir a la sección de Capas del panel derecho y crear una nueva capa vacía, a continuación, haremos clic con el botón derecho y en el menú contextual seleccionar Máscara y debajo, Mostrar selección. De esta manera se creará una selección dentro del mismo archivo en el que está la fotografía original. Para que se conserve al guardar el archivo, tenemos que elegir el formato ZPS. Si lo guardásemos, por ejemplo, en JPEG perderíamos las capas y la máscara. Es posible editar en el futuro la máscara de capa y convertirla de nuevo en selección pulsando el botón derecho sobre la capa y después seleccionando Máscara y después, la opción Añadir máscara a la selección.

Después trabajaremos de nuevo con la imagen original, por lo que deberemos asegurarnos de que la capa activa sea la capa original, lo haremos seleccionándola en la lista de capas.

Desenfocar el fondo

Aquí la cosa ya es sencilla, iremos a Menú, después Ajustar y después escogeremos Difuminar (Ctrl + 6). A modo de consejo, escogeremos el difuminado gaussiano y con la fuerza que nos parezca adecuada (he elegido aquí 17 píxeles, en una imagen de unos 5300 píxeles de ancho).

Es importante haber seleccionado difuminar sólo para el área seleccionada, de lo contrario también la modelo se difuminará y se creará un aura sucia alrededor de ella.

Parámetros utilizados para desenfocar el fondo.

Y eso es todo. En este caso, hemos obtenido un buen resultado con facilidad y el efecto es muy similar al de la imagen original con cámara réflex.

La imagen resultante.

Difuminado gradual

A veces, puede ser que no nos baste con aplicar un difuminado uniforme a todo el fondo. En caso de que algunos objetos estén cerca de la modelo y otros se encuentren más alejados, deberemos difuminar cada uno de los grupos de objetos de distinta manera. Una simulación exacta es muy difícil, pero podemos utilizar una aproximación bastante buena utilizando, en vez de la herramienta de Difuminado ya vista, el efecto Tilt-shift en Menú, y después Efectos. La selección del fondo se hace de la misma manera, pero el difuminado se hace de forma gradual. Dependerá de por dónde queremos trazar la “línea divisoria” entre lo que queremos que salga enfocado y lo que queremos que salga gradualmente desenfocado (aj ambos lados de la línea).

Los resultados de estos cambios se muestran a continuación.

La imagen original y la versión editada usando un efecto tilt-shift.

Sobre esta imagen hemos aplicado el efecto Tilt-shift. Hay que tener en cuenta que el difuminado es pequeño, para darle mayor realismo. Los valores extremos son, en nuestro caso, tan altos, que no los utilizaremos prácticamente nunca.

Parámetros utilizados para el efecto Tilt-shift.

El efecto no es perfecto, pero en general, es suficiente

El resultado de nuestro proceso de edición será tanto mejor, cuanto más tiempo le dediquemos a la definición del área seleccionada. Pero incluso en uno o dos minutos es posible conseguir una máscara para un resultado muy bueno, después, al imprimir a una resolución menor, la mayoría de los espectadores no percibirá ningún defecto. Queda claro que es posible lograr la misma apariencia de las cámaras réflex te gama alta, pero sin gastar dinero en equipos costosos. Vale la pena intentarlo, ¿verdad?

Última actualización 15. febrero 2018

0 0
¡Gracias! Por favor, comparte este artículo para que pueda ayudar a más gente.

Autor: Vit Kovalcik

Comentario