Retoques no destructivos. Ahora es posible con los retoques del módulo Desarrollar

Retocar es una manera fácil y efectiva de mejorar sutilmente no sólo los retratos, sino también otras imágenes. Además de eliminar los defectos en la piel, podemos por ejemplo transformar una pared sucia, o eliminar algún elemento del vestido que nos estorbe o una parte de los alrededores del objeto. El cualquier caso, todos estos ajustes los haremos de una forma no destructiva. Descubre cómo.

Las herramientas del módulo Desarrollar de Zoner Photo Studio X son las que nos permiten realizar retoques no destructivos. Una vez que hayamos ajustado la exposición, los colores y otros elementos necesarios, podremos pasar a los retoques sin necesidad de cambiar al Editor. Lo modificaremos todo en Desarrollar y después podremos exportar la imagen directamente.

banner690x120

Selecciona una herramienta de retoque

En el panel de herramientas del módulo Desarrollar encontraremos el Pincel de retoques (J) a la derecha del todo. En él seleccionaremos uno de los dos modos.

El primero de ellos es el de Pincel corrector. Uniformiza los alrededores y crea transiciones más suaves. Por eso, merece la pena utilizarlo, sobre todo al retocar pieles o texturas finas.

Con el Tampón de clonar podemos rellenar una parte de la foto con un fragmento de otra parte. Por lo tanto, es una herramienta adecuada para texturas más marcadas, como los pavimentos, o también para retocar los bordes.

Modos de pincel y de tampón.

Ajustar los parámetros del retoque

Al retocar, podemos hacer uso de la búsqueda automática de la zona de origen. Entonces, el programa elegirá automáticamente como fuente un área que se parezca a la retocada. Si no nos gusta el área de origen seleccionada, sólo tenemos que coger el ratón y arrastrarlo a otro lugar.

Para un control completo sobre el retoque, podemos seleccionar manualmente el área de origen. Basta con presionar Ctrl y hacer clic en el área de origen deseada. Después de hacer clic en ella, seleccionaremos el lugar que queremos retocar. Aplicaremos el mismo procedimiento cuando en el panel de configuración no tengamos seleccionada la opción de búsqueda automática de la zona de origen.

Cuando estamos retocando, siempre es recomendable trabajar con un zoom de detalle, lo ideal es 1:1. De esta manera, veremos mejor el efecto de cada retoque.

Una vez que hayamos ampliado la imagen, ajustaremos el diámetro de la herramienta de retoque, de manera que el tamaño sea adecuado para trabajar en la zona que queremos editar. Basta con mantener pulsada la tecla Shift y girar la rueda del ratón o utilizar la barra de desplazamiento del panel derecho.

Escoge un tamaño del pincel corrector adecuado para el área que quieres retocar.

Retoques sencillos para superficies pequeñas y grandes

El retoque en sí es muy intuitivo. Los problemas puntuales, tales como los lunares, se eliminan haciendo clic, los que son alargados, como las arrugas, haciendo clic y desplazando el ratón.

Retoca con un solo clic o desplazándote por la superficie.

Puedes juntar varias áreas de retoque manteniendo pulsada la tecla Shift mientras haces varios clic o mientras te desplazas con el ratón. Si en lugar de Shift pulsamos Alt, lo que haremos es eliminar de la zona a retocar o disminuir su efecto.

En el caso de los retoques puntuales, también podemos disminuir o aumentar su efecto. Basta con hacer clic en el borde y arrastrar el ratón para modificarla. Del mismo modo, arrastrando el ratón podemos modificar en cualquier momento el origen y el punto final.

Ajustar en cualquier momento el diámetro del retoque puntual.

Ajusta las propiedades de Pincel de retoques

Si te parece que el pincel se comporta de manera extraña, modifica los valores por defecto. Son los siguientes:

  • Opacidad: determina lo visible que será el retoque, por defecto está al 100%.De esta manera conseguiremos eliminar completamente un elemento, por ejemplo un grano. Pero si lo que queremos es suavizar algo, como las arrugas, deberemos reducir la opacidad.
  • Densidad: indica el grado de uso del efecto al accionar el ratón, también está por defecto al 100%. Cuando se trabaja con el ratón es bueno dejar este valor, pero si utilizamos una tableta, se puede reducir tranquilamente a un porcentaje bajo.
  • Difuminar: influye sobre a la suavidad de la transición entre la zona retocada y sus alrededores.

Divide en varias máscaras los retoques complicados

Podemos colocar los retoques en varias máscaras y nombrarlas según el tipo de modificaciones que guardemos en ellas. Para agregar una nueva máscara usaremos siempre el botón Añadir máscara. Pueden editarse posteriormente por separado. Además, es posible comparar el resultado antes y después del retoque apagando y encendiendo la máscara, de esta manera, podremos determinar cuál es el mejor retoque para una imagen dada.

Zoner Photo Studio X también es el primer editor de fotografías del mundo que permite deshacer las modificaciones almacenadas en las máscaras así como editar por separado cada retoque individual introducido. Gracias a esto, podemos afinar fácilmente y ajustarlo a nuestro gusto.

Utiliza más máscaras si es necesario

Para retocar puedes ayudarte de una tableta

El programa también permite retocar utilizando una tableta gráfica. Jugando con la presión podemos dar mayor intensidad a cada parámetro del pincel o del tampón. Puedes escoger si quieres que la presión influya sobre uno de los valores, o sobre una combinación de los mismos.

Prueba los retoques no destructivos en tus fotografías. Descarga Zoner Photo Studio X, gratis durante 30 días y descubre cómo puedes mejorar tus fotos gracias a los retoques.

Última actualización 22. marzo 2018

0 0
¡Gracias! Por favor, comparte este artículo para que pueda ayudar a más gente.

Autor: Matej Liska

Comentario