¿Problemas al enfocar? Ajusta el enfoque automático con el método dot tune

A veces, sucede que, al utilizar el enfoque automático, las imágenes no resultan suficientemente nítidas. En este caso, no hay que desesperarse, ni hace falta enviar inmediatamente la cámara y el objetivo al servicio técnico para que ajusten el enfoque automático. Gracias al método dot tune (o microajuste del enfoque automático), podremos afinarlo nosotros mismos. Para ello, simplemente necesitaremos un periódico, un trípode y un cierto espacio.

¿Problemas al enfocar? Ajusta el enfoque automático con el método dot tune

Antes de nada, será necesario averiguar si el enfoque automático de nuestra cámara permite hacer microajustes. Por desgracia, no todos los dispositivos son compatibles con esta opción. Esto lo podremos averiguar en el manual de instrucciones o navegando por el menú. Si la cámara es compatible con el ajuste mencionado, necesitaremos lo siguiente:

  • El objetivo para el que deseamos ajustar el enfoque automático,
  • un trípode
  • una placa para ajustar el AF o una escala impresa con la misma separación entre cifras o letras (con un simple periódico también nos sirve),
  • un disparador remoto, si no, deberemos configurar el temporizador.
  • un área suficientemente iluminada,
  • espacio,
  • paciencia.

El ajuste de enfoque automático dependerá de la distancia y del ángulo

Para ajustar correctamente el autofocus de la cámara, necesitaremos dejar un espacio entre la placa de ajuste y la cámara equivalente a 25 veces la distancia focal de la lente. Si utilizamos un objetivo con una distancia focal de 50 mm, la cámara deberá estar 50 x 25 = 1250 mm alejada de la tabla de prueba; es decir, a 125 cm.

Cuando medimos la distancia, deberemos tener cuidado con una cosa: la placa de prueba debe estar inclinada con respecto a la lente con un ángulo de 45 °. Así que si se la colocamos en suelo, no es suficiente con medir la distancia entre la placa y cámara. Dependiendo de dónde esté la tabla, tendremos dos opciones para ponerla en ángulo:

  1. Colocar placa de ensayo en el suelo e inclinar la cámara un ángulo de 45°.
  2. Colocar la cámara y la placa a la misma altura e inclinar la placa formando un ángulo de 45º con la cámara.
condiciones improvisadas del método dot tune.

Condiciones improvisadas del método dot tune.

Para ajustar el enfoque automático utilizaremos el modo de prioridad de apertura

No debemos olvidarnos de cambiar el enfoque de la cámara a manual. Si trabajamos con una cámara Nikon, tendremos que dar un paso más: deberemos seleccionar la opción para ajustar el enfoque con el botón trasero del disparador. De lo contrario, el método podría no funcionar correctamente.

Una vez que hayamos ajustado el enfoque, la distancia y el ángulo correcto, deberemos seleccionar el modo de prioridad de apertura (A, Av) de la cámara, fijar una ISO adecuada y seleccionar la apertura más baja (o como mucho, la segunda más baja).

A continuación, activaremos la vista previa en vivo y nos centraremos en un punto específico (AF-S, OneShot). De esta manera, enfocaremos al punto que queramos de la placa. A continuación, desactivaremos la vista previa en vivo y pulsaremos el disparador (para las cámaras Nikon no debemos olvidarnos de cambiar el enfoque al botón trasero).

Si en vez de un punto, en el visor vemos una flecha, deberemos cambiar la configuración del enfoque automático a valores negativos o a positivos.

La flecha nos indica que estamos enfocando por delante del punto que hemos elegido. Entonces, tendremos que ajustar el enfoque a valores positivos.

La flecha nos indica que estamos enfocando por delante del punto que hemos elegido. Entonces, tendremos que ajustar el enfoque a valores positivos.

Para hacerlo más rápido. es preferible empezar con el valor máximo (por ejemplo 15) e ir bajando de cinco en cinco. Este método nos ahorrará bastante tiempo. Si por ejemplo. la imagen se ve más nítida entre -10 y – 5, nos moveremos en ese rango, esta vez de 1 en 1.

En cuanto veamos un punto en el visor, ya sabremos que nos indica que el enfoque es correcto. Entonces, guardaremos la configuración y haremos una foto. Después, ampliaremos la foto y así comprobaremos si el enfoque está bien. Si es así, lo dejaremos así.

El punto en el visor, nos indica que el enfoque es correcto. Entonces, deberemos controlar la imagen y luego guardar la configuración.

El punto en el visor, nos indica que el enfoque es correcto. Entonces, deberemos controlar la imagen y luego guardar la configuración.

Ajuste del AF con un objetivo con zoom

Cuando tengamos que afinar el enfoque para una lente con zoom, es necesario ajustar por separado el enfoque más corto y el más largo. Después, deberemos guardar cada uno de ellos.

Aunque el ajuste del enfoque automático puede parecer complicado a primera vista, es todo lo contrario. Si aprendemos a dominar el método, obtendremos una herramienta muy potente para ajustar el enfoque con lentes para las que la cámara enfoca ligeramente por delante o por detrás del punto seleccionado.

Última actualización 8. marzo 2018

1 0
¡Gracias! Por favor, comparte este artículo para que pueda ayudar a más gente.

Autor: Josef Gabrhel

Comentario