Los 6 errores más frecuentes de la fotografía macro

La fotografía macro es una de las más complejas desde el punto de vista técnico. Eso se debe a que, en esta modalidad, todo puede representar una dificultad: desde la luz, hasta el enfoque o las ráfagas de disparos. Echemos un vistazo a los errores más comunes de la fotografía macro, descubramos cómo surgen y aprendamos a evitarlos.

Los errores más comunes de las macro pueden dividirse en dos áreas:

  • Iluminación
  • Nitidez

No obstante, puede haber también otras causas, especialmente, para las imágenes desenfocadas. Por lo general, éstas se deben al fotógrafo, que o bien, utilizó una mala técnica de enfoque, o bien, no sostuvo correctamente la cámara.

El primer error: usar una luz demasiado brillante

Comencemos por el principio: la luz. Es el aspecto más importante de la fotografía macro. No importa si es natural o artificial, debes saber cómo trabajar con ella.

Muchos principiantes usan el flash incorporado. Esto no es de por sí un error; el error es valerse solamente del flash y no trabajar con la luz del ambiente. Como resultado, se obtienen sombras con los bordes muy definidos, que producen un alto contraste y reducen la calidad de la foto.

La solución es simple: basta con colocar una pequeña caja blanca o media bola de ping-pong en el flash de la cámara. Estos nos ayudará a obtener una luz difusa. Podemos usar el mismo método incluso para flashes externos, o utilizar materiales diferentes.

Un difusor de luz casero y un flash externo: mi configuración personal preferida para difundir la luz.

Un difusor de luz casero y un flash externo: mi configuración personal preferida para difundir la luz. Para obtener una descripción más detallada de esta configuración, consulte el artículo anterior.

El segundo error: sostener mal la cámara

Una de las causas más comunes de imágenes desenfocadas es sostener mal la cámara. Con frecuencia nuestra mano se resbala, movemos la cámara y las imágenes salen borrosas. A veces, simplemente pasa que nos tiemblan las manos.

En ese caso, sostener la cámara mejor realmente nos ayudará. Una técnica típica para mantener la cámara estable es la siguiente:

  1. Sostener la lente con una mano.
  2. Sujetar el cuerpo de la cámara con la otra mano.
  3. Apoyar los codos en nuestro tronco.
  4. Presionar el botón mientras exhalamos.

Si todo eso no es suficiente, tendremos que aumentar la ISO y el tiempo de obturación si podemos. Sin embargo, debemos recordar que elevar la ISO también aumentará el ruido.

A pesar de que es fácil corregir el ruido utilizando Zoner Photo Studio, a menudo es preferible usar el flash. Esto nos permitirá usar configuraciones con las que podremos sostener la cámara en la mano sin que la imagen salga borrosa. Lo único, es que no debemos olvidarnos de usar un difusor de luz.

El tercer error: autoenfoque incorrecto

Incluso si nuestra cámara está colocada sobre una mesa o trípode, puede ser que la imagen no salga nítida. Por lo general, esto sucede debido a que hemos enfocado a un punto incorrecto. Puede que no sea culpa nuestra; la cámara o la lente pueden ser las culpables. Por este motivo, es mejor enfocar manualmente cuando se trata de fotografías macro.

No obstante, hay situaciones en las que debemos usar el enfoque automático. En esos casos, es mejor enfocar a un solo punto. Es decir, el modo AF-S para cámaras Nikon y One Shot para cámaras Canon. Eso evita que la cámara salte de un punto focal a otro, por lo que podemos estar seguros de que realmente se enfoca a un solo punto.

Si nuestra cámara permite cambiar el control del enfoque y usar un botón en la parte trasera de la cámara en vez del disparador, definitivamente debemos aprovechar esta posibilidad. Eso nos dará un mejor control sobre el enfoque.

Enfoque utilizando el botón AE-L en una cámara Nikon.

Enfoque utilizando el botón AE-L en una cámara Nikon. Inicialmente puede ser un poco incómodo, pero una vez que nos acostumbramos, no querremos usar nada más. Porque te da un mejor control sobre el enfoque. Fuente: Nikon.

Cuidado con el front focus y el back focus

A veces, uno puede hacer todo lo mejor que sabe y, sin embargo, el punto de enfoque de la imagen aparece en el lugar equivocado. Lo más probable es que nuestra cámara nos esté traicionando porque tiene un problema de “back focus” (enfoca por detrás del punto de enfoque seleccionado) o de “front focus” (enfoca por delante).

En las cámaras Nikon y Canon, podemos resolver este problema utilizando la configuración de ajuste de punto “dot-tune”, que nos permite ajustar como deseemos el enfoque para cualquier lente.

El cuarto error: cerrar la apertura demasiado

Uno de los errores más comunes de los principiantes cuando se trata de la fotografía macro es usar una apertura muy estrecha (valor alto del f-stop). Por lo general, la intención es buena, ya que para muchos fotógrafos una apertura menor significa más enfoque.

Pero a veces demasiado es demasiado. Como la abertura es más pequeña, el orificio por el que debe atravesar la luz también es más pequeño. Mientras atraviesa el agujero, rebota y pierde intensidad por las cortinas del obturador.

Dicho de manera sencilla, cuanto más cerremos la apertura, más débil se hará la imagen que se transfiere al sensor de la cámara, lo que dará como resultado una fotografía desenfocada. Por lo tanto, es mejor usar aperturas hasta f / 16. Aún así, la calidad de la lente y los del sensor también son importantes.

El quinto error: fusión de fotos incorrectas

Casi todos los fotógrafos macro recurrirán a la fusión de imágenes en algún momento. Pero también esto puede resultar problemático: puede ser que los puntos de disparo no enlacen unos con otros correctamente. Eso provoca manchas borrosas que hacen que la imagen final se vea defectuosa.

Para eliminar este error, deberemos usar un rack de enfoque con un desplazamiento de 0.5-1 mm o más. Eso nos proporcionará un desplazamiento más fluido y nos ahorrará tiempo retocando los puntos borrosos. Luego, bastará con llevar a cabo los retoques finales en Zoner Photo Studio usando capas.

El sexto error: ¡vaya! se movió

Aunque a menudo no es nuestra culpa que el objeto se mueva, es algo que podemos evitar en gran medida. Es por eso por lo que también lo he incluido en esta lista.

En general, esto nos pasará al tomar fotos de insectos vivos. Debemos asumir que si disparamos en la naturaleza, y no en casa con especímenes muertos, el movimiento siempre es una posibilidad. Para minimizar este riesgo, deberemos disparar por la mañana temprano. A esas horas, es cuando los insectos aún están rígidos y se mueven mucho menos.

También es bueno usar un panel o un paraguas para evitar que el viento mueva nuestro objeto.

Si estás fotografiando en casa, recuerda siempre mantener lo más estable posible el espécimen de insecto o la joya que vas a fotografiar. Personalmente, tomo fotografías macro en casa solamente si es de noche y además estoy solo en casa. ¡De esa manera puedo estar seguro de que mi espécimen no se verá afectado por las vibraciones causadas por alguien caminando por el apartamento!

Última actualización 30. enero 2018

1 0
¡Gracias! Por favor, comparte este artículo para que pueda ayudar a más gente.

Autor: Josef Gabrhel

Comentario