¿Por qué mis fotos RAW no tienen el mismo aspecto que al verlas en la cámara?

¿Alguna vez has devanado los sesos pensando por qué al procesar un archivo RAW en Zoner Photo Studio la vista previa tenía un aspecto ligeramente diferente al de la vista previa de la cámara? Por ejemplo, más brillante o de diferente color. El problema no es que hayamos hecho algo mal, ni que lo haya hecho mal ZPS. Es una consecuencia de los secretos comerciales de los fabricantes de cámaras.

Primero, explicaré algunos conceptos sobre el RAW. Este formato tiene varias ventajas en comparación con JPEG. También es muy diferente. Para más detalles, mira el recuadro.

¿Cuál es la diferencia entre JPEG y RAW?

El formato JPEG contiene una imagen digital que ha sido procesada por una cámara. Los programas pueden usar los archivos JPEG directamente.

Cuando grabamos en RAW, lo que estamos almacenado en la tarjeta no son imágenes listas para usar, sino sólo los datos del sensor, datos “en crudo” (en inglés, raw), es decir, un registro de las señales captadas por el chip del sensor de la cámara. Al visualizarlo en la cámara, no vemos la imagen RAW real, sino una pequeña vista previa JPEG que la cámara almacena dentro del archivo RAW, junto con los datos RAW.

Por este motivo, no podemos usar el RAW directamente. Hay que procesarlo más tarde en un ordenador, donde también podemos editar la imagen que obtenemos de ella. Para procesarla, se requiere un software especializado: un convertidor RAW.ZPS incluye un convertidor nativo y también puede trabajar con Adobe DNG Converter. Este programa puede descargarse de Internet de forma gratuita.

Cuando estamos grabando en RAW, las imágenes procesadas pueden tener a veces colores distintos de los que se veían en la pantalla de la cámara y de los que se ven en los archivos JPEG cuando almacenamos en JPEG + RAW. También son diferentes de las vistas previas en JPEG almacenadas en el interior del archivo RAW. ¿Por qué sucede esto?

Fabricantes de cámaras frente a Desarrolladores de software

Mientras que los archivos JPEG se procesan directamente dentro de la cámara, utilizando el software y los procesos del propio fabricante del hardware, los archivos RAW se procesan más tarde, en un ordenador, utilizando los procesos establecidos por el desarrollador del software. Si utilizamos el software original del fabricante de la cámara, entonces los procesos serán los mismos que los de la propia cámara, por lo que el JPEG y el RAW se mostrarán de la misma manera.

El software del fabricante de la cámara maneja las imágenes utilizando los mismos procesos que la propia cámara: el programa lee la configuración de la cámara y aplica esos mismos ajustes a los datos de la imagen. Utiliza los mismos cálculos y algoritmos que la cámara usaría al procesar los datos en bruto. El resultado es una imagen con los mismos colores y nitidez y que ha experimentado el mismo conjunto de correcciones.

Sin embargo, el propio software del fabricante, como los programas Canon DPP y Nikon Capture NX2, no siempre son la herramienta más rápida y conveniente para procesar archivos RAW. Es por eso por lo que los fotógrafos, a menudo recurren a software de terceros como Adobe Camera RAW o Zoner Photo Studio.

Pero esto complica la situación, ya que gran parte de la información sobre el procesado de archivos RAW de las cámaras es un secreto industrial. Por este motivo, los desarrolladores de software tienen que escribir su propio código de procesado de RAW. Y esta es la razón por la cual el resultado de procesar archivos RAW en dicho software de terceros puede ser diferente del de la cámara.

Echemos un vistazo a los siguientes tres pares de imágenes. Izquierda: la JPEG de la cámara. Derecha: el RAW procesado con la configuración predeterminada en el módulo de desarrollo de ZPS:

Otro problema con el que se encuentran los creadores de software de desarrollo RAW es que cada fabricante de cámaras digitales almacena datos RAW de forma diferente. Esto se refleja en las diferentes extensiones de nombre de archivo para estos archivos: Nikon usa NEF, Canon usa CRW, Olympus usa ORF, y así sucesivamente… pero los formatos también pueden diferir de una cámara a otra.

Diferencias en software de terceros

El desarrollo RAW es relativamente complicado y, sobre todo, no es unívoco. Cada programa utiliza diferentes procesos, por lo que proporciona resultados distintos. Del mismo modo, cada cámara tiene su propio perfil de colores y ofrece archivos ligeramente diferentes.

Los fabricantes de software de fotografía de terceros no tienen acceso a los procesos de los fabricantes, por lo que deben adquirir los datos necesarios para cada cámara por separado. Hacen fotografías de prueba con varios colores y crear un perfil para cada cámara dada basándose en ellos. Su objetivo es lograr la mayor fidelidad posible para cada color. Debido a que tienen que trabajar de esta manera, los archivos de los diferentes programas de desarrollo RAW pueden ser ligeramente diferentes entre sí y también distintos de la vista previa de la cámara.

Por otro lado, el software de terceros es capaz de ofrecernos resultados mucho mejores que el del fabricante. A menudo, el objetivo n.° 1 de los archivos JPEG integrados en la cámara es impresionar al propietario de la cámara, por lo que son demasiado nítidos, saturados e innecesariamente “limpios”, lo que causa una pérdida de detalles. Y los programas de desarrollo RAW de los fabricantes tienen el mismo problema, ya que producen los mismos resultados que sus cámaras.

Los programas de terceros, por otro lado, buscan la máxima fidelidad. Es posible que los algoritmos que contienen sean más lentos, pero también tienen una mayor calidad y por ejemplo, eliminan mejor el ruido. Con ellos, el usuario tiene un control mayor.

El hecho de que los resultados sean ligeramente diferentes no significa que los archivos JPEG producidos por una cámara o por el software del fabricante sean los correctos y que los de todos los demás programas sean incorrectos. Esto se debe a que es probable que el software de terceros tenga un procesamiento mejor, más fiel a la realidad, porque los ajustes que lleva a cabo son menos destructivos.

El software de desarrollo RAW de terceros también nos brinda más oportunidades para ser creativos y obtener resultados diferentes, o incluso múltiples imágenes, sin pérdida de calidad.

Si utilizamos Zoner Photo Studio para el procesado RAW y deseamos que los resultados predeterminados reflejen la configuración de la cámara con mayor precisión, lo mejor es integrar el feeware llamado Adobe DNG Converter en Zoner Photo Studio. La información de descodificación de datos que ofrece este programa de conversión es muy precisa.

Consejo: ZPS puede procesar la mayoría de los archivos RAW de cámaras de más de un año de antigüedad sin necesidad de integrar el convertidor. Por lo tanto, si desactivamos la integración del convertidor o si nunca lo hemos instalado, podremos abrir estos viejos archivos RAW en el módulo desarrollar, sin problema ninguno. Incluso, se cargarán más rápido.

Apertura de archivos RAW directamente en el Editor

Cuando abrimos un archivo RAW directamente en el Editor, la imagen mantiene su profundidad de bits completa, es decir, 16 bits por canal, y no sufre una compresión JPEG adicional (pérdida de calidad de imagen).

Sin embargo, os recomendamos que realicéis los ajustes básicos, como la exposición y el balance de blancos, durante el procesado, dentro del módulo Desarrollar. El módulo Editor lo reservaremos para cosas como trabajar con capas. De esa manera, estaremos utilizando cada módulo para la tarea específica que mejor sabe hacer. Recordemos que, a diferencia del trabajo en el Editor, el trabajo en el módulo Desarrollar nunca reduce la calidad de la imagen.

Nota: Las versiones anteriores del Editor (en ZPS 17 y versiones previas) no siempre procesaban o mostraban imágenes de la misma manera que el módulo Desarrollar.

banner690x120

Última actualización 26. abril 2018

0 0
¡Gracias! Por favor, comparte este artículo para que pueda ayudar a más gente.

Autor: Irena Diatelova

Comentario