Elige correctamente el objetivo, el diafragma y el ángulo. Aprender a fotografiar retratos

El retrato fotográfico es una de las disciplinas básicas de la fotografía. Es un género que tiene sus particularidades y es bueno conocerlas antes de ponernos a trabajar, porque así obtendremos mejores resultados.

El concepto de retrato es diferente para cada fotógrafo. No me refiero al estilo en sí, a la iluminación o a la pose, sino a una pregunta más básica: cuánto debemos fotografiar del cuerpo del retratado. Probablemente, el más común es el retrato de busto (cabeza y hombros), donde es la cara la que domina la imagen y pueden captarse perfectamente las emociones y los detalles del rostro.

Un retrato de busto.

Un retrato de “busto”. Canon 5D Mark III, Canon EF 70-200/2.8 IS II, 1/160 s, f/4,5, ISO 200, focus 135 mm

Es posible también incluir más cuerpo dentro del retrato: los brazos y las manos y posiblemente algo del entorno del retratado.

Variante de cintura para arriba.

Variante de cintura para arriba. Canon 5D Mark II, Canon EF 70-200/2.8 IS II, 1/800 s, f/2,8, ISO 100, focus 95 mm

Sin embargo, a veces, se considera también un retrato a toda fotografía que represente a una persona en un cierto entorno. Puede ser un profesor en su despacho, por ejemplo. La fotografía siguiente podría ser el retrato de una gimnasta.

Retrato de una gimnasta.

Retrato de una gimnasta. Canon 5D Mark III, Canon EF 16-35/2.8 II, 1/160 s, f/14, ISO 100, focus 18 mm

Este último tipo de imágenes no será tratado en este artículo. Me centraré en los retratos más detallados, como los que he descrito al principio.

Distancia focal o utilizar el “zoom correcto”

Para los retratos, generalmente se utiliza un focus desde 85 mm a 135 mm (convertido a full frame). Los focus menores, digamos, los de 50 mm, nos obligan a acercarnos de manera que la cabeza saldrá deformada por la distorsión de la perspectiva, cosa que nuestro/a modelo no nos agradecerá. Por el contrario, si utilizamos un focus más largo, podremos perder el efecto 3D y las imágenes podrían parecer planas y menos llamativas.

El diafragma más pequeño impide que el entorno nos estorbe

Además de la distancia focal típica hay otro ajuste habitual de la cámara: el valor más bajo del diafragma. Esto nos permitirá enfocar mejor al retratado y difuminar el fondo, de modo que no moleste; así, la persona que posa será el centro de atención.

Por desgracia, las cámaras réflex habituales, con sensor 1,5x o 1,6x inferior a full frame a menudo se suministran con un objetivo 18-55 / 3.5 – 5.6. Si lo extendemos al máximo. tendremos un focus de 55 mm x 1,5 = 82,5 mm calculado en full frame y por lo tanto, un buen focus para hacer retratos. Lo único, es que en ese modo, no admite otra abertura de diafragma que no sea f / 5.6, lo cual es bastante alto.

Por eso son muy populares los objetivos baratos de tipo 50 / 1.8, con el que obtenemos una distancia focal similar, pero con una apertura significativamente menor. Es uno de los candidatos ideales para que los principiantes hagan retratos.

El objetivo 50 / 1,8 me permitió desenfocar el fondo y disparar en las condiciones extremas de oscuridad de la noche.

El objetivo 50 / 1,8 me permitió desenfocar el fondo y disparar en las condiciones extremas de oscuridad de la noche. Canon 40D, Canon EF 50/1.8 II, 1/30 s, f/1.8, ISO 3200, focus 50 mm

Para las cámaras de tipo full frame hay mayor variedad de objetivos. Con ellos, seremos capaces de desenfocar el fondo aún más. Un ejemplo extremo es el Canon 85 / 1.2, muy luminoso. Al contrario que los otros objetivos, este es caro y pesado.

Objetivo Canon 85 / 1.2 en la práctica.

Objetivo Canon 85 / 1.2 en la práctica. Canon 5D Mark III, Canon EF 85/1.2 II, 1/125 s, f/1.2, ISO 125, focus 85 mm

El enfoque correcto

Cuando se utiliza una abertura de diafragma baja, se obtiene una profundidad de enfoque menor. Aunque intuitivamente sabemos que tenemos que enfocar a la persona de la foto, esto podría no ser suficiente, ya que no tiene por qué salir toda ella enfocada. Por lo tanto, tendremos que enfocara los ojos. Si ambos ojos no salen nítidos, lo mejor es enfocar al más cercano.

Enfocar a los ojos.

Enfocar a los ojos. Nótese, que tanto la mano de delante, como la de atrás (sobre todo esa) están borrosas. Pero gracias a que los ojos están enfocados, el espectador no lo percibe. Canon 5D Mark II, Sigma 50/1.4 EX, 1/60 s, f/1.4, ISO 200, focus 50 mm

La excepción es cuando uno de los ojos no está visible. Entonces, enfocaremos al visible.

El ojo más cercano está cubierto, por lo que hemos enfocado al otro.

El ojo más cercano está cubierto, por lo que hemos enfocado al otro. En este caso, un enfoque preciso es particularmente importante, ya que, lo que está unos centímetros más allá, como la nariz y los labios, sale muy desenfocado. Canon 5D Mark III, Canon EF 85/1.2 II, 1/125 s, f/1.2, ISO 125, focus 85 mm

Aquí nos estamos moviendo en unos rangos de tolerancia tan pequeños, que incluso a los profesionales les pasa que algunas tomas les salen desenfocadas: puede deberse a un error de manejo de la cámara, a un error del enfoque automático o a un ligero movimiento de la modelo justo antes de que se dispare el botón. Por eso, siempre es mejor tomar más fotos del mismo retrato y enfocando siempre antes de cada disparo.

Si, aún así, obtenemos una imagen borrosa, podemos tratar de salvarla con la herramienta Enfocar de Zoner Photo Studio.

No dudes en aconsejar a la persona fotografiada

No hay un método universal para posar correctamente en una fotografía. Es posible que el retratado esté de espaldas a nosotros y aún así, la fotografía puede salir bien. Sin embargo, está bien saber aconsejar a las personas que no tienen experiencia posando.

En especial, creo que hay que llamar la atención sobre dos cosas: la rotación del cuerpo y la rotación de la cabeza con respecto a la cámara.

Una modelo principiante casi siempre se coloca de frente al fotógrafo sin saber qué hacer. Incluso una pose, puede resultar buena, pero no favorece a todo el mundo.

Pose de frente.

Pose de frente. En este caso, se trata de una modelo experimentada, la foto se hizo para probar la iluminación. Aún así, la imagen es utilizable. Canon 5D Mark III, Canon EF 70-200/2.8 II IS, 1/200 s, f/8.0, ISO 400, focus 102 mm

Por lo general, el retrato queda más elegante cuando le decimos a la persona que está posando que se ponga ligeramente de lado. En ese momento, tiene dos opciones para colocar cabeza: ya sea mirando directamente a la cámara, como en la foto de arriba, o ligeramente de perfil, pero con los ojos mirando a la cámara. Esta segunda variante queda más sofisticada.

Pose de lado, a su vez, la cabeza está ligeramente de perfil respecto de la cámara, lo cual resulta más agradable.

Pose de lado, a su vez, la cabeza está ligeramente de perfil respecto de la cámara, lo cual resulta más agradable. Canon 5D Mark III, Canon EF 70-200/2.8 II IS, 1/200 s, f/8.0, ISO 400, focus 110 mm

Por supuesto, no hay por qué mirar al fotógrafo. Por ejemplo, podemos ver que en esta foto el cuerpo de la modelo está justo de perfil respecto de la cámara, lo cual es inusual.

Los ojos cerrados también resultan atractivos.

Los ojos cerrados también resultan atractivos. Canon 5D Mark IV, Canon EF 85/1.8, 1/160 s, f/1.8, ISO 100, focus 85 mm

Ángulo de disparo

Casi todas las fotos que he mostrado, las he tomado a la altura de los ojos de la modelo, ya que es lo más común. Fotografiar de abajo a arriba es complicado, ya que el/la modelo tiene que inclinar la cabeza hacia abajo y puede aparecer una indeseable papada. Por lo general, no se recomienda esta opción.

Pero sí que podemos intentar fotografiar desde arriba. Las tomas tienen una apariencia diferente y en este caso nunca veremos la papada. Por el contrario, se estira la piel del cuello, de manera que la persona parecerá más delgada, lo cual seguro que no le importa.

El ángulo correcto resalta la imagen.

El ángulo correcto resalta la imagen. Canon 5D Mark IV, Sigma 50/1.4 Art, 1/200 s, f/1.4, ISO 100, focus 50 mm

Composición

Para los retratos, valen las reglas habituales sobre la composición, a pesar de que muchas de ellas no se apliquen cuando se trabaja en los límites de esta disciplina. Sin embargo, es necesario controlar el fondo detrás del/de la modelo. Si le crece un árbol por detrás de la cabeza o de los hombros, o se ve una única columna en una amplia zona, es un error.

Hay otras normas específicas para retratar a la gente: si la persona está mirando de perfil, la mirada debe dirigirse a la parte de la imagen en la que haya más espacio. De lo contrario, sería como si el fotografiado estuviese mirando a un “muro”, y la fotografía quedaría muy rara.

La mirada debe dirigirse al espacio libre en la foto.

La mirada debe dirigirse al espacio libre en la foto. Canon 5D Mark IV, Sigma 50/1.4 Art, 1/12500 s, f/1.4, ISO 100, focus 50 mm

Experimentar es bueno

Es posible aprender rápidamente a tomar planos de acuerdo a las normas. Después de eso, podemos empezar a divertirnos replanteándonos las normas y experimentando. De esta manera, aprenderemos a sacar partido a cosas como: el entorno, el tiempo atmosférico o las habilidades de improvisación de la modelo. Si todos estos “ingredientes” se juntan, obtendremos unas fotos únicas, distintas a las que tiene todo el mundo.

Última actualización 6. octubre 2017

1 0
¡Gracias! Por favor, comparte este artículo para que pueda ayudar a más gente.

Autor: Vit Kovalcik

Comentario