Descubre las tres claves para una buena exposición: el triángulo de la exposición

La apertura del diafragma y la velocidad de obturación. Ambas afectan directamente a la cantidad de luz que incide sobre el sensor digital de la cámara. Existen varias maneras de combinar la velocidad de obturación y el tamaño de la apertura para obtener una exposición correcta. La combinación que debemos elegir dependerá de nuestra creatividad y de lo que queramos hacer con ella. A menudo se denomina “triángulo de la exposición” a la relación entre el tiempo, la apertura y el tercer parámetro que falta: la ISO.

Descubre-las-tres-claves-para-una-buena-exposición-el-triángulo-de-la-exposición

El “Regla 16/f”: una guía de exposición básica

Imaginemos que estamos exponiendo una escena al aire libre, al mediodía, en un día soleado. Bajo estas condiciones de luz, se aplica la guía de exposición básica llamada Regla 16/f (en inglés Sunny 16). Dicha regla establece que en un día soleado a mediodía se debe configurar la apertura en f/16 y la velocidad del obturador debe ser 1 partido por la ISO. En otras palabras, con una ISO 100, por ejemplo, usaremos una velocidad de 1/100 s. Dado que entre los tiempos de exposición disponibles no tenemos la opción exacta de 1/100 s, usaremos el valor disponible más cercano, es decir 1/125 s.

Si por algún motivo decidiésemos cambiar uno de los parámetros de configuración de la exposición, entonces también necesitaremos cambiar el resto de los parámetros para que se mantenga correctamente la exposición. Estableceremos la exposición elegida como la predeterminada, con un valor de 0 EV, y luego seguiremos leyendo para ver los valores básicos de los parámetros de exposición con los que podemos trabajar.

Apertura

La escala f-stop en la lente describe la relación entre la distancia focal real y el diámetro de la abertura por la que pasa la luz. Esa es también la razón por la cual una f-stop más grande significa una apertura más pequeña. Cuanto más grande es la f-stop, menos luz deja pasar el objetivo. El conjunto básico de valores f-stop es:

EV+8 EV+7 EV+6 EV+5 EV+4 EV+3 EV+2 EV+1 EV0 EV-1 EV-2 EV
apertura11.422.845.6811162232

 

Cuando el valor de la f aumenta en 1 EV (es decir, cuando se reduce la exposición en 1 EV), el área del orificio por el que pasa la luz se reduce a la mitad.

Descubre las tres claves para una buena exposición: apertura

Esta imagen representa el cierre de apertura para una lente con una velocidad de F1. (Aunque en la práctica casi nunca nos encontraremos con un objetivo tan rápido).

Tiempo

El tiempo de exposición (la velocidad de obturación) es el tiempo durante el cual el sensor digital está expuesto a los efectos de la luz que entra por la lente. El conjunto básico de tiempos de exposición es:

EV-5 EV-4 EV-3 EV-2 EV-1 EV0 EV+1 EV+2 EV+3 EV
tiempo1/4000 s1/2000 s1/1000 s1/500 s1/250 s1/125 s1/60 s1/30 s1/15 s
EV+4 EV+5 EV+6 EV+7 EV+8 EV+9 EV+10 EV+11 EV+12 EV
tiempo1/8 s1/4 s1/2 s1 s2 s4 s8 s16 s30 s

 

Para reducir la exposición en 1 EV, reduciremos a la mitad el tiempo de exposición.

ISO (Sensibilidad)

El valor ISO establece con qué intensidad las células fotosensibles del sensor digital de la cámara reaccionan a la luz. Los valores típicos de la ISO son:

EV0 EV+1 EV+2 EV+3 EV+4 EV+5 EV+6 EV+7 EV+8 EV+9 EV
ISO1002004008001,6003,2006,40012,80025,60051,200

 

Para reducir la exposición en 1 EV, hay que reducir la ISO a la mitad.

Cambiar un parámetro de la configuración exige cambiar los demás

Cuando queremos utilizar un tiempo de exposición corto, como 1/500 s, implícitamente, estamos subexponiendo (una subexposición de 2 EV). Para configurar la exposición correcta, deberemos configurar la apertura seleccionando un valor de +2 EV, o bien, cambiar la ISO por +2 EV, o quizás cambiar la apertura y la ISO a un valor de +1 para cada una. La siguiente tabla muestra cómo elegir la configuración correcta.

TiempoAperturaISOEV
1/125 s0 EVF160 EV1000 EV0 EV
1/500 s-2 EVF8+2 EV1000 EV0 EV
1/500 s-2 EVF160 EV4002 EV0 EV
1/500 s-2 EVF11+1 EV200+1 EV0 EV

 

Manteniendo la analogía que mencionamos en nuestro artículo anterior, la lente y el obturador son como un grifo de agua y las células fotosensibles del sensor son como vasos que se están llenando. En la primera situación (la segunda línea de la tabla), se reduce el tiempo de llenado del vaso con agua hasta 1/4. Por eso, la “velocidad del agua” ha tenido que cuadruplicarse para lograr llenar todo el vaso. En el segundo caso (la tercera fila de la tabla), dejamos la velocidad del agua igual, por lo que sólo se llenó un cuarto del vaso. Después de eso, multiplicamos la cantidad de agua en el vaso por cuatro (con la ISO). En el tercer caso (la cuarta fila de la tabla), se duplicó la velocidad del agua por lo que se llenó el vaso hasta la mitad y luego se multiplicó por dos la cantidad de agua en el vaso.

Todas las combinaciones anteriores conducen a una exposición correcta. Todas las fotos tienen la misma distribución de brillo (las fotos tienen histogramas idénticos). La primera fotografía, tomada con una velocidad de 1 / 500s, tendrá una profundidad de enfoque menor que la que tiene la exposición básica, debido a la menor apertura utilizada. La segunda fotografía tendrá más ruido debido al hecho de que se usó un valor de la ISO más alto. La tercera es un compromiso entre las otras dos.

Los ajustes de la exposición “intermedios”

La mayoría de las cámaras modernas nos permiten trabajar con el conjunto básico de los valores de la f-stop / tiempo de exposición / ISO y con valores intermedios entre ellos. Por lo general, podemos usar valores en los tercios intermedios; a veces, son valores intermedios. A efectos de aprendizaje de los conceptos básicos de la exposición, recomendamos para dominar la exposición más rápidamente, omitir estos valores intermedios y trabajar solo con los valores básicos. Estos son más fáciles de calcular mentalmente.

¿Cómo afecta a las fotos el ajuste de la apertura y del tiempo?

Si bien la apertura y el tiempo afectan directamente a la apariencia de la foto (son nuestras herramientas creativas), la ISO puede hacer que tengamos más flexibilidad para jugar con la apertura y el tiempo.

Descubre las tres claves para una buena exposición- el triangulo de la exposición

La apertura utilizada afecta a la profundidad de enfoque, es decir, a qué rango de distancia salen nítidos los objetos. Por delante o por detrás de dicho rango saldrán difuminados. Si usamos la distancia focal correctamente, podremos lograr que el objeto destaque con respecto al fondo, así evitaremos la necesidad de recortar el fondo para editarlo.

Descubre las tres claves para una buena exposición- menor apertura

Canon EOS 7D, EF 100/2.8, 1/160 s, F2.8, ISO 100, 100 mm distancia focal (equivalente a 160 mm). Si usamos una gran apertura y una distancia focal larga, podremos obtener una profundidad de enfoque menor. En esta foto, la persona que posa está claramente separada del fondo, pero el fondo sigue siendo reconocible.

Descubre las tres claves para una buena exposición- gran apertura

Canon EOS 7D, EF-S 15-85 / 3.5-5.6, 1/125 s, F11, ISO 100, distancia focal 15 mm (equivalente a 24 mm). Aquí se ha utilizado un objetivo gran angular y una distancia focal corta, lo cual, junto con una apertura estrecha, hace que la imagen sea nítida en toda su profundidad: desde lo más cercano hasta el fondo más alejado.

Con una elección adecuada de la velocidad de exposición, podemos expresar el movimiento en una foto. Si deseamos congelar todo el movimiento de una imagen, usaremos un tiempo de exposición muy corto (1/125 s o más corto). Por el contrario, para dar mayor sensación de movimiento, usaremos un tiempo de exposición prolongado. Eso hará que el movimiento salga borroso. El objeto puede moverse mientras que el fondo permanece estático (una corriente de agua borrosa, líneas de luz de los faros de un automóvil en fotos nocturnas, etc.), o podemos usar una panorámica para obtener un sujeto relativamente nítido sobre un fondo borroso. En nuestro ejemplo, durante la exposición, la lente copiaba sutilmente el movimiento del automóvil.

Descubre las tres claves para una buena exposición- largo tiempo

Canon EOS 5D MkII, EF 24-105/4, 30 s, F22, ISO 100, 67 mm distancia focal, composición a partir de 6 exposiciones. Al establecer un tiempo de exposición prolongado, los automóviles que circulan pueden convertirse en una corriente de luz, lo que resalta el tráfico en este cruce.

Descubre las tres claves para una buena exposición- panning

Panasonic Lumix DMC-LX3, 1/30 s, F8, ISO 80, enfoque de 5,1 mm (equivalente a 24 mm). Expresando movimiento a través del panning o paneo. La lente sigue activamente el movimiento del automóvil durante la exposición. Eso hace salga nítido en comparación con el entorno.

Por lo general, la ISO solo entra en juego cuando deseamos usar un tiempo más corto del que podríamos conseguir con una apertura completamente abierta. El ejemplo clásico es fotografiar un objeto estático con poca luz sin un trípode. Si utilizamos largos tiempos de exposición cuando disparamos sujetando la cámara con las manos, obtendremos imágenes borrosas debido a que la cámara se mueve durante la toma. Otra razón común para usar un valor alto de la ISO es porque deseamos congelar el movimiento en una fotografía, por lo que tenemos que usar un tiempo de exposición más corto que el que le podría proporcionarlos la apertura máxima.

Usar un ISO alto tiene también su contrapartida. Las imágenes tendrán una calidad reducida desde el punto de vista técnico. Tendrán ruido digital y un rango dinámico menor.

Bracketing u horquillado de la exposición

Hay una característica en las cámaras avanzadas que debemos mencionar aquí, ya que estamos hablando de la exposición. Esa característica es el horquillado de la exposición o bracketing; el cual, hace que la cámara exponga la misma imagen varias veces, variando gradualmente el valor de la exposición para cada una. Normalmente, se hacen tres tomas, a 0 EV, -1 EV y +1 EV. Algunas cámaras nos permiten crear una serie más larga de disparos y nos permiten elegir en cuántos EV diferirá cada uno. En la época de la fotografía con carrete esta función era muy útil, incluso si simplemente queríamos lograr una buena toma. En situaciones donde era difícil obtener una buena exposición, el fotógrafo creaba múltiples variantes y al revelar la película, podía elegir la mejor.

En la era digital en la que vivimos, podemos verificar el histograma de una imagen para asegurarnos de que se utilizó la exposición correcta antes de presionar el disparador. El bracketing se usa principalmente para obtener buenas imágenes, incluso cuando una escena tiene un rango dinámico alto. Con esta técnica, los disparos múltiples se fusionan en un “cuarto oscuro digital” conformando la imagen final.

Conclusión

Para obtener un control total sobre la exposición, hay que trabajar con los tres parámetros de la exposición: apertura, tiempo e ISO.

  • Escogeremos la apertura y el tiempo para dar rienda suelta a nuestros fines creativos.
  • La modificación de la ISO puede sernos de ayuda en situaciones en las que, debido a la falta de luz, no podemos usar la apertura o el tiempo que nos gustaría.

Para cada situación, existe más de una combinación de los parámetros a través de la cual podemos conseguir una exposición correcta. Si cambiamos uno de ellos porque las circunstancias lo exigen, deberemos cambiar los otros parámetros para mantener una exposición correcta. Siempre que usamos los modos semiautomáticos de su cámara, la cámara elige dos de estos parámetros por nosotros. Cuando utilizamos el modo automático, la cámara elige los tres.

Última actualización 15. mayo 2018

0 0
¡Gracias! Por favor, comparte este artículo para que pueda ayudar a más gente.

Autor: Jan Zeman

Comentario