¿Dónde fotografiar a la gente? Crea retratos sugestivos en naturaleza

Ya sea cuando queremos fotografiar a una modelo o cuando estamos de viaje con unos amigos y nos gustaría sacar algunas fotos, la naturaleza ofrece un entorno ideal para nuestras obras. Está fácilmente disponible, no hace falta pedir un permiso especial y hay tanta disponible, que podemos tomar planos de mayores dimensiones sin que los transeúntes nos molesten. Veamos algunos consejos sobre cómo mejorar las fotografías en la naturaleza.

Antes de compartir con vosotros cómo tomar retratos en la naturaleza, me gustaría precisar que, con la palabra “retrato”, no me refiero simplemente al plano:”cabeza y hombros”, si bien, es verdad que es una imagen muy habitual en los retratos. En esta categoría incluiré también otro tipo de imágenes de personas, por ejemplo, retratos de cuerpo entero.

Focus y diafragma

Antes de empezar a escribir esta entrada, me fui a mi archivo fotográfico y preseleccioné 38 fotos, después, escogí las que finalmente se encuentran en el presente artículo. Mientras echaba un vistazo a las estadísticas, me di cuenta de que sólo dos imágenes habían sido tomadas con una apertura de diafragma que no fuese la mejor que permite que el objetivo.

Por lo tanto, mi primer consejo es el siguiente: si no tenemos otra intención artística, al hacer retratos en la naturaleza, es mejor usar la menor abertura de diafragma, esto es, el número más pequeño posible, como f /2.8 o si se puede, menos. De esa manera se maximizará el desenfoque del fondo y la modelo (o con menos frecuencia, el modelo) destacará más desde el punto de vista óptico.

El segundo paso, que aumentará el desenfoque de fondo es utilizar un enfoque (focus) mayor. Valores típicos son, aproximadamente, 100 mm o más (convertido a fotograma completo o full frame). Estos valores son muy importantes en imágenes tomadas muy de cerca, especialmente, si son retratos sólo de cabeza. Sobre este tema, le sugiero que lea el artículo: ¿Por qué hacer zoom cuando retratamos, o qué es un objetivo para retratos?

Al fotografiar el cuerpo entero, no hay ningún problema para utilizar un enfoque mucho más amplio, como por ejemplo 35 mm. Eso sí, cuanto más alto sea el número, mayor será el contraste entre el modelo (enfocado) y el fondo (desenfocado).

Comparemos las dos imágenes siguientes, que están situadas en los extremos opuestos del espectro de las posibilidades. La primera ha sido tomada con un enfoque (focus) muy amplio y con un valor muy alto de diafragma, gracias a esto, destaca el entorno:

Crea retratos sugestivos en naturaleza: Retrato tomado de una forma un tanto atípica, con un enfoque (focus) muy amplio.

Retrato tomado de una forma un tanto atípica, con un enfoque (focus) muy amplio. Gracias a eso se nota más el entorno y los detalles se ven más en la fotografía.
Canon 5D Mark III, Canon EF 16-35/2.8 II, 1/200 s, f/16, ISO 100, focus 16 mm

Contrastando con ello, aquí tenemos un plano más típico, tomado con un enfoque más largo, a su vez, el diafragma sea más pequeño también hace que el entorno destaque menos:

Crea retratos sugestivos en naturaleza: Retrato tomado con un enfoque muy largo.

Retrato tomado con un enfoque muy largo. La versión más desenfocada hace que la modelo destaque más y que el entorno lo haga menos.
Canon 5D Mark III, Canon EF 70-200/2.8 II, 1/125 s, f/2.8, ISO 100, focus 120 mm

Personalmente, suelo inclinarme por la segunda variante, y creo que también los demás fotógrafos la utilizan un poco más. No obstante, ninguna de las dos es mala. La primera variante se apoya más en el entorno y muestra sus detalles, mientras se la versión más enfocada, lo suprime, dando así más protagonismo a la modelo.

Altura de disparo de la fotografía

Podemos también fijarnos en que cuando hago fotografías de cuerpo entero, intento disparar la foto a baja altura. Mi artículo anterior Cómo fotografiar a la gente a la altura adecuada incluye muestras de diferentes alturas de fotografiado, así que, aquí bastará con decir una vez más que lo ideal es conseguir nivel de la cintura. Para propósitos artísticos especiales puede ir aún más baja, como se puede ver en la imagen anterior, donde tenía la cámara a la altura de los tobillos.

También hay un truco para analizar las imágenes de otros: si queremos saber desde qué altura se tomó, basta con determinar el horizonte. Estará directamente en el plano, o tal vez oculto detrás de un bosque o una colina, pero incluso así, puede adivinarse: el fotógrafo estará en el mismo nivel que el que el horizonte se cruza con la modelo.

Composición de una fotografía de cuerpo entero

Las dos fotos mostradas son de composición similar, lo cual, no es en absoluto una coincidencia. La modelo, siguiendo la regla de oro, está situada, más o menos, a un tercio de la anchura de la imagen, y para que quedase equilibrada, está colocada en el lado opuesto de una senda que se aleja. De esta manera queda bien utilizado el espacio a lo ancho de la fotografía. Nada impide utilizar el mismo principio a lo alto, como en la imagen siguiente.

La pasarela de esta foto se encuentra sobre un río en un parque urbano, por eso la muestro en un artículo sobre naturaleza, ya que, es posible encontrar estructuras similares entre los árboles.

Crea retratos sugestivos en naturaleza: Otro ejemplo de un motivo con una senda que se aleja.

Otro ejemplo de un motivo con una senda que se aleja.
Canon 5D Mark III, Sigma 50/1.4 Art, 1/200 s, f/1.4, ISO 100, focus 50 mm

La regla de oro es sólo una de las posibilidades compositivas. No es un error colocar a la modelo en el centro de la fotografía. Precisamente, al ser el motivo principal de la imagen, por lo que sin duda, destaca al ponerla en el centro, como en el siguiente ejemplo. Los principiantes tienden a enfocar apuntando a la cabeza (lo cual no está mal), pero también tienden a colocar ésta en el centro de la foto, por lo que el resultado es que queda una gran cantidad de espacio por encima.

Al disparar recomiendo seguir el siguiente procedimiento: en primer lugar, centrarse en la cara —mejor aún, en los ojos—. Así, la cámara enfoca y también determina la exposición. Una vez que tengamos la cámara lista, sólo queda encontrar la composición correcta. Nótese, por ejemplo, que en el centro de esta imagen no está la cabeza de la modelo, sino el abdomen.

Crea retratos sugestivos en naturaleza: La cabeza de la modelo no debe situarse en el medio, ya que dejamos innecesariamente demasiado espacio sobre su cabeza.

La cabeza de la modelo no debe situarse en el medio, ya que dejamos innecesariamente demasiado espacio sobre su cabeza. Es mejor reorganizar la composición.
Canon 5D Mark III, Canon EF 70-200/2.8 II, 1/200 s, f/2.8, ISO 200, focus 102 mm

En la imagen anterior puede observarse un elemento decorativo más: los objetos desenfocados del primer plano, delante de la modelo. Su presencia no es evidente a primera vista y si no los buscamos adrede, lo más seguro es que en nuestras fotografías no aparezcan. Incluso en la de arriba están puestos aposta. Podría haberla tomado un metro más a la izquierda, ya que no había árboles, pero en lugar de eso, coloqué la cámara entre dos que estaban cercanos, lo cual, añadió profundidad a la obra.

Para este tipo de composiciones, es difícil incluir elementos como estos con mesura. A veces, los espectadores no los perciben; a veces, son demasiado visibles y estorban. Por eso, sugiero entrenar enfocando a un objetivo específico y fotografiándolo entre los objetos que encontremos. Los fotógrafos experimentados están acostumbrados a pensar en el fondo de detrás de la modelo, pero si logramos tener en cuenta también el primer plano, nuestras fotografías pasarán a una categoría superior.

Voy a añadir una muestra más, que fotografié en cuclillas, rodeado de maleza y espesos arbustos, de manera que apenas era capaz de disparar. Sin embargo, estoy satisfecho con el resultado, por lo que mereció la pena pasar un momento de incomodidad:

Crea retratos sugestivos en naturaleza: No hay que concentrarse solamente en el fondo, también en el primer plano.

No hay que concentrarse solamente en el fondo, también en el primer plano.
Canon 5D Mark III, Sigma 50/1.4 Art, 1/200 s, f/1.4, ISO 100, focus 50 mm

Pose de la modelo

Hasta ahora, he estado todo el tiempo tratando la composición, pero si observamos otra vez las fotografías de arriba, esta vez fijándonos en la pose de las modelos, veremos que la mayoría de las veces, o bien se apoyan en algo, o están sentadas sobre algo, o al menos, están tocando algo. Esto es natural y resulta práctico por varias razones.

La primera razón es la simple interacción con el entorno. La modelo podría estar de pie medio de la carretera, pero al tocar algo, estará más integrada con los alrededores y luego no parecerá como si hubiera sido colocada posteriormente con un ordenador.

La segunda razón es que elimina el problema de “qué hacer con sus manos”, o al menos, el problema de “qué hacer con las piernas”. No hay necesidad de inventar poses artificiales que no parecen verosímiles, basta simplemente con apoyarse contra un árbol, como en la vida normal. Esto simplifica mucho, especialmente para las modelos no experimentadas (no es el caso de las anteriores), ya que, interaccionar con el medio es más natural que posar con sus manos en el aire sin ningún tipo de apoyo.

Planos medios

La persona no tiene por qué mostrarse por completo, basta con incluir una parte del cuerpo. Antes de pasar a las fotografías más de cerca, adjunto unas imágenes donde se pueden ver planos medios.

Debido a que no lo resulta estético cortar a la persona a la altura de una articulación, es práctico fotografiar desde más o menos la mitad del muslo. Como en los casos anteriores, la imagen puede construirse colocando a la modelo de forma un poco más sofisticada, en el borde; o bien, colocándola en el centro. Como por ejemplo, en estas imágenes:

Crea retratos sugestivos en naturaleza: La modelo se encuentra en uno de los lados de la imagen, para que destaque la puesta de sol en el fondo.

La modelo se encuentra en uno de los lados de la imagen, para que destaque la puesta de sol en el fondo.
Canon 5D Mark III, Canon EF 85/1.8, 1/200 s, f/1.8, ISO 800, focus 85 mm

Crea retratos sugestivos en naturaleza: Composición central entre espigas.

Composición central entre espigas.
Canon 5D Mark III, Canon EF 85/1.8, 1/200 s, f/1.8, ISO 100, focus 85 mm

Planos muy de cerca

Si media figura nos parece mucho, el siguiente paso es cortar a la altura del abdomen o recurrir a los retratos “propiamente dichos”: la cabeza y los hombros.

En general, de forma simplificada, se cumple que: cuanto más grande sea el elemento que fotografiamos, más desenfocado saldrá el fondo. En un caso extremo, como al fotografiar una cabeza, resultará un fondo borroso formado por manchas brillantes y oscuras, que no nos permitirán reconocer el entorno. Esta forma de proceder puede utilizarse en cualquier momento, pero es especialmente útil cuando no hay nada interesante en los alrededores. Basta con desenfocar el entorno lo máximo posible y problema resuelto. Cuanto más alejado esté el fondo que escojamos, más marcado será el efecto.

Crea retratos sugestivos en naturaleza: detalle cabeza.

Canon 5D Mark III, Canon EF 70-200/2.8 II, 1/80 s, f/2.8, ISO 400, focus 200 mm

Si deseamos incluir un trozo de la belleza natural, una de las opciones habituales es tomar la fotografía entre los árboles. Se pueden tomar imágenes estupendas con un fondo de hojas, pero, especialmente apreciadas entre los fotógrafos son las de los árboles durante la floración primaveral, que permiten hacer capturas espectaculares:

Crea retratos sugestivos en naturaleza: Los árboles en flor durante la primavera crean un precioso efecto en la fotografía.

Los árboles en flor durante la primavera crean un precioso efecto en la fotografía.
Canon 5D Mark III, Canon EF 85/1.8, 1/100 s, f/1.8, ISO 200, focus 85 mm

Como no nos podemos dejar limitar por las estaciones, aquí va una foto similar tomada en pleno invierno. Debo advertir que la luz de la derecha está producida por mi flash, al que añadí un filtro violeta.

Crea retratos sugestivos en naturaleza: Incluso las ramas desnudas y heladas de la foto pueden parecer impresionantes.

Incluso las ramas desnudas y heladas de la foto pueden parecer impresionantes.
Canon 5D Mark III, Canon EF 70-200/2.8 II, 1/200 s, f/2.8, ISO 100, focus 100 mm

La última imagen es un ejemplo de cómo, incluso en las vistas de detalle, no debemos olvidarnos de la interacción de la modelo con el entorno. En estos casos, hay un mayor riesgo de sufrir el efecto que denomino “manos ajenas”, es decir, cortar de forma desafortunada, de manera que parece que las manos emergen del fondo, como si se tratara de las extremidades de otra persona. Afortunadamente, la mayoría de los espectadores no notarán esto y en general, las imágenes tendrán una apariencia correcta sin necesidad de preocuparse mucho por los preparativos.

Crea retratos sugestivos en naturaleza: Un corte desafortunado puede crear el efecto de las manos ajenas.

Un corte desafortunado puede crear el efecto de las manos ajenas. Pero no todo el mundo lo percibe a primera vista.
Canon 5D Mark III, Canon EF 85/1.8, 1/200 s, f/1.8, ISO 100, focus 85 mm

Descubre más trucos

Los consejos mencionados son sólo una de las muchas maneras de aproximarse a los retratos fotográficos. Probando gradualmente, te vendrán otras ideas sobre cómo captar las imágenes.

Si tienes alguna observación al respecto, estaré encantado de que la compartas en los comentarios de abajo.

Última actualización 23. enero 2018

1 0
¡Gracias! Por favor, comparte este artículo para que pueda ayudar a más gente.

Autor: Vit Kovalcik

Comentario