Cómo interpretar el histograma

Tanto si te has dado cuenta, como si no, la mayoría de las cámaras disponen de un histograma. Incluso los modelos de gama baja actuales. Asimismo, los programas de edición de fotografías, incluyendo Zoner Photo Studio, disponen de uno también. La pregunta entonces es: ¿Sabes cómo manejar adecuadamente un histograma?

El histograma muestra una imagen que podría considerarse sobreexpuesta, pero la realidad es completamente diferente.

Un histograma es un gráfico que muestra una escala RGB (rojo, verde, azul) de valores hasta 255, es decir, desde 0 (negro), pasando por 127/128 (color neutro) hasta 255 (blanco). Cada columna representa un valor específico de cada canal de color, para cada uno de los tres colores básicos: rojo, verde y azul.

El histograma de brillo es el que aglutina los otros tres. Es el más utilizado por la mayoría de los fotógrafos, fundamentalmente, para controlar si la foto tiene la exposición adecuada en los valores extremos y si no está sobreexpuesta o subexpuesta en lo que respecta a luces y sombras; ya que esto podría redundar en una merma de la calidad de la imagen.

El histograma ideal

Algunos fotógrafos opinan que el histograma ideal debería tener la forma de cordillera: cuesta arriba al principio y cuesta abajo al final. En la práctica, nos podemos encontrar con histogramas muy variados, en función de lo que fotografiemos.

La imagen tiene una exposición adecuada y no hay áreas sobreexpuestas o subexpuestas.

La imagen tiene una exposición adecuada y no hay áreas sobreexpuestas o subexpuestas.

Este histograma se parece a una hermosa cordillera, que se extiende uniformemente desde el punto 0 al punto 255.

Este histograma se parece a una hermosa cordillera, que se extiende uniformemente desde el punto 0 al punto 255. El histograma ideal debería tener un aspecto parecido.

Si fotografiamos estrellas, el histograma estará sobreexpuesto en los extremos para así evitar una exposición excesiva y para obtener la mayor cantidad posible de datos y la menor cantidad de ruido. Si intentamos crear el mismo histograma para una fotografía de un paisaje, corremos el riesgo de eliminar elementos como el cielo. Es decir, quedará absolutamente quemada.

Por eso, en las fotografías de paisajes, es aconsejable mantener con uniformidad la mayor cantidad de información posible en la parte central del histograma (entre el blanco y el negro). De esta manera, se minimizarán las zonas sobreexpuestas y subexpuestas de la imagen.

Una imagen de estrellas, con una sobreexposición en los extremos del histograma.

Una imagen de estrellas, con una sobreexposición en los extremos del histograma. A primera vista parece que en la imagen no hay nada. Después de ajustar el histograma, y de editar la fotografía, he conseguido una gran cantidad de datos de una foto que parecía echada a perder.

Al ver este histograma, podemos sacar una conclusión: la imagen no vale.

Al ver este histograma, podemos sacar una conclusión: la imagen no vale. Lo reconozco, hay una sobreexposición extrema, incluso si se trata de estrellas, pero todavía se puede hacer algo.

Esta es la misma imagen de arriba, sólo que tras retocarla.

Esta es la misma imagen de arriba, sólo que tras retocarla. Basta con jugar con las curvas y los niveles de ZPS.

Histograma después de retocar la imagen, con la ayuda de los Niveles y las Curvas y la posterior edición de la imagen.

Histograma después de retocar la imagen, con la ayuda de los Niveles y las Curvas y la posterior edición de la imagen. Los datos se encuentran, sobre todo, en el lado izquierdo. En la foto pueden verse estrellas y smog de la luz.

El histograma de la cámara

La mayoría de las cámaras puede mostrar el histograma RGB y el histograma de brillo una vez hecha la foto. Algunas cámaras modernas, en particular las cámaras sin espejos, pueden mostrar el histograma en la pantalla digital antes de disparar. Se trata de un histograma en tiempo real. Las cámaras Réflex digitales profesionales muestran el histograma en la pantalla cuando se trabaja en el modo “live view”.

El histograma de la cámara, nos sirve para controlar las zonas sobreexpuestas y subexpuestas de la fotografía. Lo agradeceremos, sobre todo, en situaciones en las que, por ejemplo, por culpa de la luz del sol no podemos ver del todo bien la imagen resultante en la pantalla.

La visualización de los reflejos de la foto también nos sirve como método de control. Es lo que nos muestra las zonas sobreexpuestas. El manual de usuario de la cámara nos indicará cómo obtener esta información en nuestra cámara.

Por ejemplo, en mi Nikon D3100 y D7100 obtengo el histograma al visualizar la imagen, presionando el botón Info y pulsando la flecha hacia arriba del botón de selección en forma de cruz. También en el menú de la cámara puedo configurar la información que deseo mostrar para cada imagen y la que no. Seguro que vuestras máquinas tienen las mismas opciones.

Una de las opciones de visualización del histograma en las cámaras Nikon es mostrar el RGB, junto con el histograma de brillo y la saturación.

Una de las opciones de visualización del histograma en las cámaras Nikon es mostrar el RGB, junto con el histograma de brillo y la saturación. En este caso, el componente que prevalece es el canal verde, debido a la gran cantidad de verde en la imagen. Sin embargo, ninguno de los canales RGB está sobreexpuesto.

La forma más rápida para determinar si la imagen está sobreexpuesta es mostrar la saturación.

La forma más rápida para determinar si la imagen está sobreexpuesta es mostrar la saturación. En la imagen parpadearán en negro las zonas saturadas y mostrarán las partes de la imagen con demasiada luz.

El histograma como ayuda al fotografiar

Utilizar el histograma directamente mientras se fotografía no es una mala idea, pero ¡cuidado! El histograma no es un dogma. Hay fotógrafos que no lo usan en absoluto y sus imágenes son perfectas.

Su uso al fotografiar no es muy complicado. Cuando hayamos escogido la exposición, consultaremos el histograma. En función de este, si es necesario, ajustaremos la exposición, reduciéndola o aumentándola. Así, nunca obtendremos imágenes sobreexpuestas o subexpuestas y simplificaremos la edición de las fotos a posteriori.

Nos hemos excedido en las sombras: las partes más oscuras de la imagen no son visibles y la imagen está, según el histograma, subexpuesta.

Nos hemos excedido en las sombras: las partes más oscuras de la imagen no son visibles y la imagen está, según el histograma, subexpuesta. Sin embargo, en la realidad hemos obtenido una imagen artística interesante. El espectador se centrará sólo en el pelícano y en las gotas de agua que salpican desde su plumaje. Por lo tanto, la fotografía está claramente subexpuesta pero, desde un punto de vista creativo, no hay nada de malo en eso.

Nos hemos excedido en las luces y en las sombras: la escena fotografiada tenía un rango muy dinámico (es decir, un alto contraste).

Nos hemos excedido en las luces y en las sombras: la escena fotografiada tenía un rango muy dinámico (es decir, un alto contraste). Esto ha provocado una pérdida de información en las luces y en las sombras. Paradójicamente, la fotografía queda entonces sobreexpuesta y a la vez subexpuesta.

El opuesto del histograma anterior: la escena fotografiada tenía bajo rango dinámico y por lo tanto no hay contraste de luces y sombras.

El opuesto del histograma anterior: la escena fotografiada tenía bajo rango dinámico y por lo tanto no hay contraste de luces y sombras. Por tanto, es adecuado retocarla usando los Niveles y las Curvas del histograma, de manera que haya más cantidad de puntos en los extremos 0 y 255.De esta manera, aumentaremos el contraste de las luces y las sombras.

En este histograma, se puede ver que no hubo pérdidas en la imagen, ni en las luces, ni en las sombras.

En este histograma, se puede ver que no hubo pérdidas en la imagen, ni en las luces, ni en las sombras. Por lo tanto, estaremos ante una imagen con una exposición correcta.

Cómo trabajar con el histograma al retocar las fotos

Podemos valernos del histograma al editar nuestras imágenes en el ordenador. En Zoner Photo Studio, en el módulo Editor, encontraremos la herramienta Niveles, que sirve para modificar el histograma y sus valores. Es decir, para ajustar el brillo y el contraste de las imágenes.

Podemos utilizar los Niveles (Shift+L) para uniformizar el histograma, extendiéndolo a lo largo del eje. Es decir, desde el nivel 0 hasta el 255. Este es un buen procedimiento para las fotos que no tienen suficiente contraste y tienen pocos puntos en los valores 0 y 255 del histograma. Por lo tanto, no tienen ni puntos blancos ni negros.

Cuando se trabaja con herramientas que afectan al brillo y al contraste, no debemos olvidarnos de controlar si no hemos eliminado demasiadas sombras o brillos.

Cuando se trabaja con herramientas que afectan al brillo y al contraste, no debemos olvidarnos de controlar si no hemos eliminado demasiadas sombras o brillos. Se puede observar a partir de los histogramas anteriores: en las zonas en las que hemos traspasado los límites de las los brillos o de las sombras, los canales de color están cortado.

Zoner Photo Studio también muestra el histograma cuando trabajamos con la función Curvas (Shift + C). También podemos ver el histograma con las zonas sobreexpuestas al utilizar otras herramientas. Basta con hacer clic en el botón correspondiente (el histograma y el sol) en la barra lateral derecha.

Al de hacer clic con el botón derecho sobre el histograma, aparecerá un menú con las opciones de visualización.

Al de hacer clic con el botón derecho sobre el histograma, aparecerá un menú con las opciones de visualización.

Comprueba la exposición del histograma con cabeza

Por último, debo hacer hincapié en un hecho importante. El histograma no indica si tu foto es buena o mala. Sólo nos dice si la exposición es la correcta desde un punto de vista técnico.

Si fotografiamos productos sobre un fondo blanco, los datos del histograma se encontrarán fundamentalmente a la derecha. Una situación similar puede darse cuando hacemos fotografías macro. La imagen del escarabajo es buena desde un punto de vista artístico, pero, de acuerdo histograma, está quemada.

Por lo tanto, deberemos fijarnos en el histograma, pero con cabeza. Sin olvidarnos de que sirve, principalmente, para controlar la sobreexposición y la subexposición.

El histograma muestra una imagen que podría considerarse sobreexpuesta, pero la realidad es completamente diferente.

El histograma muestra una imagen que podría considerarse sobreexpuesta, pero la realidad es completamente diferente. Gracias a que el blanco representa una gran parte de la fotografía, podemos percibir los otros detalles.

Última actualización 8. octubre 2017

3 0
¡Gracias! Por favor, comparte este artículo para que pueda ayudar a más gente.

Autor: Josef Gabrhel

Comentario