Cómo fotografiar cosas en movimiento y lograr que el desenfoque quede bien

Muchos fotógrafos intentan congelar el movimiento al plasmarlo en una imagen, de forma que quede perfectamente enfocado, pero a veces vale la pena hacer excepciones a esta regla. La fotografía en movimiento puede ir más allá y ser más creativa. Basta con lograr que el desenfoque producido por el movimiento juegue a nuestro favor. Descubre cómo fotografiar el movimiento en tres géneros, en los que la borrosidad puede ser una ventaja.

Cómo fotografiar cosas en movimiento y lograr que el desenfoque quede bien

El movimiento es una parte esencial de, por ejemplo, los deportes y los reportajes. Debido a que requieren tiempos de exposición largos, también las fotografías nocturnas son, en cierta manera, un video de lapso de tiempo condensado en un fotograma fijo. En cada uno de estos casos, podemos valernos del desenfoque producido por el movimiento para animar significativamente la escena con mayor creatividad.

¿Quieres fotos creativas de un evento deportivo? Prueba el barrido

El movimiento y el deporte van de la mano. En los eventos deportivos, encontraremos una serie de formas de aprovechar la técnica llamada barrido o panning.

En el barrido, nos centramos en un objeto en movimiento y, manteniéndolo enfocado, lo seguimos con el visor hasta que presiona el disparador. Esto no sólo mantiene al objeto dentro del marco, sino que además —siempre que el tiempo de exposición sea lo suficientemente largo—, también puede difuminar el entorno.

Además del factor mencionado anteriormente (el tiempo de exposición, durante el cual el obturador está abierto), la intensidad de este efecto también se ve afectada por otros factores, como la velocidad del sujeto en relación con el fondo.

La distancia focal utilizada también desempeña un papel importante en el barrido, al igual que la distancia al sujeto. Si bien en este caso no hay un conjunto firme de reglas para elegir los valores de exposición, después de algunos intentos, descubriremos por nosotros mismos las combinaciones que nos permiten obtener buenos resultados al jugar con esta técnica. Aún así, os damos a continuación algunos consejos.

Está claro que es más fácil difuminar la mano de un jugador de voleibol mientras golpea la pelota, o un automóvil que acercándose, que una regata en aguas tranquilas. Algo que ocurre, sobre todo en los días soleados, es que no podamos alargar el tiempo de exposición lo suficiente, especialmente en los modos automáticos.

Pero no debemos pensar que esto es un problema, porque es exactamente como se supone que se debe comportar la cámara. De hecho, incluso cuando las condiciones son malas, generalmente ajusta primero el f-stop (rango dinámico) y luego aumenta la sensibilidad (si está activado el Auto-ISO). Sólo después de eso, si no quedan más formas de equilibrar la exposición, ajusta automáticamente el tiempo de exposición. Personalmente, recomendaría evitar los modos de ajuste automáticos siempre que sea posible.

Cómo fotografiar cosas en movimiento: Barrido (panning) puesto en práctica para fotografía deportiva, en este caso, un biatlón.

Barrido (panning) puesto en práctica para fotografía deportiva, en este caso, un biatlón.
Canon EOS 400D, Tokina 12-24 mm f / 4.0, 1/20 s, f / 13, ISO 200, distancia focal 14 mm (EQ 35: 22 mm)

Cuando estamos fotografiando el movimiento, es mejor usar uno de los otros modos. Una opción es tener el control total, a través del modo manual (M); otra, algo menos trabajosa, es el modo de prioridad de obturación. Para el barrido, es bueno comenzar con velocidades que podamos manejar a mano sin problemas y luego, gradualmente, intentar mantener el obturador abierto el máximo tiempo que podamos, siempre que nos permita obtener una buena imagen desde los puntos de vista técnico y visual.

Si estamos utilizando una cámara compacta, que no nos permite incidir directamente sobre el tiempo de exposición, podemos reducir la cantidad de luz que incide en el chip mediante el uso de filtros ND (de densidad neutra).

Cómo incluir el movimiento en la fotografía de paisaje

¿Te has preguntado alguna vez por qué los fotógrafos de paisajes llevan consigo tanto equipamiento? Cuando el fotógrafo mantiene fija una composición adecuada, puede concentrarse únicamente en ajustar el equipo, lo que es especialmente relevante cuando llevamos mucho tiempo esperando para obtener la luz correcta.

Otra razón es que al colocar la cámara en un trípode, podemos manejar las tomas panorámicas mucho más fácilmente. Y también nos da más flexibilidad para trabajar con los tiempos de exposición.

Cómo fotografiar cosas en movimiento: Una cascada en otoño, toma realizada con un tiempo de exposición largo.

Una cascada en otoño, toma realizada con un tiempo de exposición largo.
Canon EOS 400D, Canon EF 50 mm f / 1.8, 6 s, f / 3.5, ISO 100, distancia focal 50 mm (EQ 35: 80 mm)

Imaginemos una emotiva de un paisaje, con las nubes formando una gran variedad de estructuras. Este tipo de imagen puede ser interesante en sí misma, pero en ciertas partes puede resultar demasiado explícita. Con esto, me refiero a la profundidad de campo finita que se usa con frecuencia aquí: puede distraer al espectador de las cosas interesantes en el paisaje. En exactamente esta situación, es útil difuminar el cielo de una forma natural, simplemente alargando el tiempo de exposición.

El tiempo de exposición necesario para difuminar la estructura de las nubes varía según su tipo. A veces tan sólo necesitamos unas decenas de segundos para este tipo de foto, mientras que otras, necesitamos varios minutos. Pero mantener el obturador abierto durante tanto tiempo, también significa que va a entrar mucha luz, y eso es algo que no queremos.

Una opción es esperar hasta el atardecer. Pero de esta manera perderemos, tanto la intensidad de la iluminación de la escena, como su magia natural. Una opción mejor, es reducir la abertura. Sin embargo, incluso esto será un compromiso, porque los valores altos de f-stop (rango dinámico) no son capaces de hacer milagros. Además, si aumentamos demasiado el f-stop, paradójicamente comenzaremos a perder nitidez. Cuando la luz pasa a través de una abertura muy pequeña, se desvía lejos de su dirección original y entra en la sombra geométrica de las hojas del obturador de la lente.

Así que, cuando capturemos el movimiento de las nubes, lo mejor será usar un filtro de densidad neutra (ND) gris, montado delante de la lente. En el mercado, podemos encontrar lentes con un factor de extensión que puede aumentar el tiempo máximo de exposición hasta mil veces.

No obstante, debemos tener en cuenta que con un filtro que deja pasar poca luz, enfocar puede ser un problema. Por lo tanto, es mejor enfocarse automáticamente incluso antes de montarlo y luego cambiar al enfoque manual (si está disponible).

Cómo fotografiar cosas en movimiento: Tiempos de exposición diferentes para fotografiar agua en movimiento.

Tiempos de exposición diferentes para fotografiar agua en movimiento.
Izquierda: Canon EOS 400D, Tokina 12-24 mm f / 4.0, 1/2 s, f / 4, ISO 400, distancia focal 18 mm (EQ 35: 29 mm). Derecha: Canon EOS 400D, Tokina 12-24 mm f / 4.0, 13 s, f / 9, ISO 100, distancia focal 18 mm (EQ 35: 29 mm)

Esta técnica también es útil cuando fotografiamos el movimiento del agua. Dependiendo de la velocidad con la que fluya, aumentaremos el tiempo de exposición incluso a un segundo entero, esto puede hacer que el agua se vea con un aspecto “lechoso”. En función de nuestra vista y nuestro gusto, podremos decidir cuánta agua querremos dejar fluir a través de la imagen.

Fotografiando el movimiento por la noche

La fotografía nocturna definitivamente tiene una ventaja: hay tan poca luz forzosamente tendremos que recurrir a exposiciones largas. En este caso, lo que sería el mayor desafío y obstáculo en una escena normal, se convierte en un deseo hecho realidad.

Esto es algo que apreciaremos, por ejemplo, cuando tomemos fotografías en la ciudad, donde podremos descubrir muchos motivos interesantes mientras caminamos por calles oscuras. Los cruces de caminos, cruces de carreteras , las vías del tranvía… todo es un juego de luces permanente.

He descubierto que es mejor fotografiar un poco antes del amanecer o justo después del anochecer, en lugar de hacerlo durante la noche profunda. En esos momentos del día es cuando el contraste entre sombras y luces no es tan llamativo. Eso evitará que tengamos problemas con el rango dinámico.

Cómo fotografiar cosas en movimiento: Las luces de la noche en movimiento en la ciudad.

Las luces de la noche en movimiento en la ciudad.
Canon EOS 400D, Canon EF 70-210 mm f / 3.5-4.5 USM, 67 s, f / 16, ISO 100, distancia focal 210 mm (EQ 35: 336 mm)

Un trípode, idealmente acompañado de un temporizador, también es importante para fotografiar el movimiento por la noche. También podemos invertir en un disparador remoto ; puede ser por cable o inalámbrico. De esta forma, no tendremos que preocuparnos de mover accidentalmente la cámara.

Esto lo agradeceremos especialmente cuando trabajemos con el modo Bulb (B). Este modo podemos encontrarlo en todas las cámaras de rango medio y alto. La magia de este modo estriba en que el obturador permanece abierto mientras mantengamos presionado el disparador.

No tener miedo de hacer fotos malas

Si aún tenemos la sensación de que no logramos lo que queremos incluso después de un largo esfuerzo, debemos mantener la calma. Como todo, la fotografía requiere tiempo y para técnicas especiales, como el barrido, la repetición es la clave. Requiere que maduremos nuestros pensamientos. Incluso los maestros cometen errores y es posible que no obtengan una fotografía satisfactoria a la primera.

Además, cada situación exige un enfoque y una configuración ligeramente diferentes, por lo que debemos pronosticar un alto porcentaje de imágenes fallidas desde el principio. Y, después de todo, la ventaja de la era digital es que nos permite hacer exactamente eso: fallar cuantas veces queramos.

Última actualización 20. marzo 2018

0 0
¡Gracias! Por favor, comparte este artículo para que pueda ayudar a más gente.

Autor: Jiri Zach

Comentario