¿Cómo editar fotos? Con la configuración por defecto, podremos hacerlo en un par de clics

La exposición, el contraste, el punto negro, el ruido, la nitidez, el viñeteado… En todos los programas de fotografía hay numerosas herramientas de edición. Pero hay momentos en los que no tenemos tiempo ni ganas de utilizarlas todas ellas. Afortunadamente, hay maneras más sencillas de editar. Simplemente, basta dirigirse a la Configuración por defecto para encontrar ajustes predeterminados. La edición de fotos será cuestión de segundos.

¿Cómo editar fotos? Con la configuración por defecto, podremos hacerlo en un par de clics

La Configuración por defecto contiene parámetros de edición de imágenes que están preestablecidos para poder editar nuestras fotos fácilmente. Los encontraremos en Zoner Photo Studio en el módulo Desarrollar en el icono de las barras deslizantes, sección: Configuración por defecto. Hay varias categorías:

  • Mejora automática
  • Color,
  • Blanco y negro
  • Componentes individuales,
  • Acciones de las herramientas
  • Antigua configuración
  • y De Usuario.
La Configuración por defecto: La Configuración por defecto la encontraremos en Desarrollar

La Configuración por defecto la encontraremos en Desarrollar

¿Edición rápida de fotos? Prueba la Mejora automática

La primera categoría de la Configuración por defecto es la Mejora automática. Sólo utiliza las herramientas de exposición: las selecciona y ajusta con qué intensidad se aplicarán a la imagen deseada.

Cuando trabajemos con ellos, lo mejor es probar primero la opción Completamente Automático. Si no estamos satisfechos con el resultado, podemos probar con un modo específico adaptado al estilo de la foto. En este caso, el mejor es el modo paisaje, que reduce las sombras y la intensidad de la luz, y hace que destaquen los detalles gracias a la herramienta Claridad.

La Configuración por defecto: Configuración para paisajes.

Configuración para paisajes que ilumina las sombras y resalta los detalles.

Incluso después de haber retocado nuestras fotos con dichas herramientas, aún nos conviene llevar a cabo otras ediciones.

Ajuste simple del color

Después de este ajuste rápido de la exposición, continuaremos con los colores. Para ello, nos ayudaremos de las secciones Color y Blanco y negro de la Configuración por Defecto. Con ellos editaremos la configuración de la pestaña Colores, así como las distintas curvas de color.

Aquí también, la mejor estrategia es probar cada uno de los ajustes y elegir cuál es el más conveniente. Después afinaremos los distintos parámetros según sea necesario.

La Configuración por defecto: Cold Orange.

Mi configuración por defecto favorita: Cold Orange, que combina sombras azules y luces naranjas.

El mismo procedimiento utilizaremos para Blanco y negro. Así que, si queremos una foto en blanco y negro, vale la pena probar las opciones y después aplicar nuestro toque personal.

Para ajustes concretos, recurriremos a los Componentes individuales

Los elementos de esta sección de la Configuración por defecto sólo usan las herramientas especificadas en su nombre. Podemos encontrar una gran variedad de ajustes para enfocar, reducción de ruido… Están pensados para acelerar nuestro trabajo o para mostrar cuál es el valor universal que se utiliza en cada herramienta.

A diferencia de las secciones anteriores, aquí podemos combinar varios ajustes de la configuración por defecto. A continuación, podemos guardar la combinación resultante en preajustes De Usuario y volver a ella en cualquier momento.

La Configuración por defecto: viñeteado.

En esta foto, me faltaba el viñeteado, que hace que sea más espaciosa y resalta el brillo del centro con el sol. Por eso, lo añadí con ayuda de la Configuración por defecto.

Simplifica las ediciones locales

Estas herramientas nos permiten aplicar ediciones locales, en una parte de la imagen: filtros de pincel y de transición. Son especialmente útiles con retratos o paisajes, pero también para otros tipos de fotos.

Por ejemplo, en esta foto, aplicar un filtro de transición nos ayudará a oscurecer el cielo.

La Configuración por defecto: el filtro de transición.

El filtro de transición ayuda a resaltar el cielo.

Antigua configuración

En versiones anteriores de Zoner Photo Studio también había configuraciones por defecto.Pero los resultados que generaban eran un poco diferente. Si ya estábamos acostumbrados a ellos, seguimos teniendo la opción de utilizarlos, los encontraremos en la sección Antigua configuración. Así, podremos seguir aplicando nuestros efectos favoritos a sus imágenes.

Simplifica la edición con tus propios ajustes predeterminados

La última, pero no por ello menos importante categoría es la de ajustes De Usuario .En esta sección podemos agregar nuestros propios preajustes. Además, estarán a nuestra disposición siempre que queramos sin tener que volver a establecer los valores individuales de los parámetros.

Basta con:

  1. Especificar los parámetros de las herramientas con las que deseamos trabajar (incluso podemos aprovechar las configuraciones por defecto y afinarlas).
  2. Haga clic en Guardar configuración (Ctrl + S).
  3. Y darle un nombre
La Configuración por defecto: Guardar configuración.

Guardar nuestra propia configuración De Usuario

La próxima vez, simplemente abriremos la Configuración por defecto y escogeremos el efecto que hayamos guardado. Después afinaremos lo que convenga y podremos pasar a la siguiente foto.

 

La Configuración por defecto es una manera simple de ahorrar tiempo durante la edición de fotos. Especialmente si utilizamos a menudo los mismos procedimientos o similares.

Consigue con un par de clics llevar a cabo incluso las ediciones más complicadas. Basta con descargar Zoner Photo Studio X, gratis durante 30 días: instálalo y comienza a trabajar. Verás cómo la edición de fotos puede ser rápida y fácil.

Última actualización 24. abril 2018

0 0
¡Gracias! Por favor, comparte este artículo para que pueda ayudar a más gente.

Autor: Matej Liska

Comentario